Conoce las consecuencias del cigarrillo

Conoce las consecuencias del cigarrillo Dr. Martin Casale

Es bien sabido por todos que el hábito de fumar es malo para nuestra salud, pero aun así muchas personas pasan desapercibida esta característica que incluye negativamente en nuestra salud general y oral. En general, las personas sabemos que el tabaquismo genera graves problemas respiratorios y pulmonares, pero a la vez trae efectos negativos vinculados con su salud bucal que constituye uno de los factores de riesgo que se asocia más frecuentemente con el desarrollo de preodontopatías inflamatorias e influye en el curso y pronóstico de la enfermedad periodontal.

Actualmente, en el mundo existen muchas personas fumadoras que generalmente inician el hábito de fumar desde edades muy tempranas, especialmente en la adolescencia y la adultez temprana, etapas en las cuales aparecen los efectos del tabaco con prontitud en la encías. Los expertos asocian el hábito de fumar con la enfermedad periodontal y dan a conocer que las personas que fuman tienen 2,7 veces más riesgo de sufrir de esta enfermedad que las no fumadoras.

Sin embargo, las consecuencias del cigarrillo van más allá de solo una enfermedad. El tabaco acarrea innumerables problemas para la salud bucal, algunos de ellos son:

  • • Los fumadores normalmente presentan las encías un tono más pálido y dientes con pérdida de soporte óseo, con una estética que envejece la sonrisa porque desaparecen las papilas de la encía entre los dientes y aparecen espacios oscuros.

  • • El hábito de fumar también ha demostrado tener un efecto adverso sobre la cicatrización de la heridas tras las intervenciones quirúrgicas; el tabaco aparentemente ayuda a que las personas vean sus encías menos inflamadas pero esto solo es una consecuencia engañosa de sus efectos nocivos.

  • • Con el consumo de tabaco, aumenta la cantidad de caries en las raíces de los dientes, porque provoca la pérdida de su soporte y expone la raíz.

  • • El tabaco también hace que disminuya la secreción salivar, lo que conlleva una menor capacidad neutralizadora de la placa bacteriana. Este hábito genera un paladar duro, pálido/blanco o combinado con múltiples puntos rojos, esto se debe a la isquemia circulatoria, lo cual puede desaparecer tras dejar de fumar.

La decisión está en tus manos, opta por la más saludable para tu salud y tu vida; recuerda que con una hermosa y sana sonrisa proyectas vitalidad, belleza y carisma.




Facebook Blogger Twitter youtube Google Plus